calidad en la fabricación de tejidos

calidad

Con el afán de poder cumplir las expectativas que tiene el cliente en sus pedidos, disponemos de una competente red de personas que velan por la calidad y el servicio, a fin de entregar el producto en perfectas condiciones. Este es el proceso que seguimos desde que recibimos un pedido hasta que el cliente lo recibe.



Desde que recibimos el pedido, hasta su entrega, se ven implicadas muchas personas, cada una de las cuales aporta lo mejor de sí mismo para poder llevar a buen fin dicho pedido. Nuestro departamento administrativo que se asegura de de la correcta introducción de la orden en nuestro sistema informático, nuestro departamento de producción que proporciona y asegura los plazos de entrega confirmados, nuestro departamento de calidad, que inspecciona el producto hasta el final, nuestro departamento de expediciones que embala e identifica el producto correctamente para su entrega sin confusiones.



Creemos que lo único que no tiene una segunda oportunidad es la primera impresión, y es por esto precisamente que en nuestro departamento de expediciones se procede a un embalaje de seguridad, cumpliendo las normas de medio ambiente en lo relativo a plásticos y cierres, para que nuestro producto llegue en condiciones óptimas a destino.



Nuestro departamento de producción nos proporciona la fecha de entrega y se ocupa de cumplir el objetivo, siguiendo la recepción de materias primas a tiempo y en condiciones, verificando el proceso de fabricación según procesos establecidos en ficha técnica, para poder entregar el producto según lo estipulado.



Los tejidos son sometidos a diferentes análisis y controles de calidad en nuestros laboratorios, para evitar distorsiones en el nivel de calidad ofrecido a nuestros clientes. Los ensayos realizados son relativos a encogimientos, tanto al lavado como al planchado, solideces del color y resistencias. Para todo ello contamos con los aparatos y escalas de medición adecuados según normas actuales.



Posteriormente y una vez el producto es recibido en nuestro almacén y previamente a su empaquetado y envío, procedemos a una última inspección por nuestras mesas de repaso final, donde verificamos que el producto esté conforme y señalamos los defectos que pueda contener, para su fácil identificación antes de cortar y confeccionar.